Tag Archives: Cultura

  • -
Pasqua

Pascua en Massa Lubrense

Category:Festivales,Gastronomía,Sin categorizar,Viaje,Viaje Tags : 

de Eleonora Aiello

traducción Siria Cardacino

Entre las diversas tradiciones religiosas arraigadas en el territorio de Massa Lubrense, ciertamente hay algunas que lo distinguen y lo hacen único. Y es precisamente el caso de las tradiciones durante el período de Pascua en Massa Lubrense. En este artículo analizaremos los hábitos y tradiciones que más representan este territorio durante la Semana Santa.

La Quarantana

La Quarantana representa para los católicos un período de penitencia y ayuno en preparación para la Pascua. Esta fase de abstinencia, en el rito romano, se extiende desde el Miércoles de Ceniza hasta la puesta del sol del Jueves Santo.

pascua en massa lubrense
“Quarantana”, la muñeca de Cuaresma

En la península existe una antigua costumbre de montar “la vieja”, una pequeña marioneta que, en el imaginario popular, personifica a la Quarantana, una anciana delgada y escasa. Ella, vestida con una falda larga, pañuelo negro en la cabeza, escoba de paja en mano, está colgada fuera de las casas. Bajo su falda tiene una cebolla, o una patata, ensartada con siete plumas de gallina que sirven como calendario ritual. Todos los domingos se quita una, mientras que la última se quita al mediodía del Sábado Santo.

El Domingo de Ramos

Como primera cita debemos mencionar la del Domingo de Ramos, día en el que recordamos la entrada triunfal en Jerusalén de Jesús, montado en un burro y alabado por la multitud que lo saludó agitando ramas de palma.

A diferencia de Jerusalén, en el territorio de Massa Lubrense las palmeras a menudo son reemplazadas por ramas de olivo que cada creyente decora y embellece. Tradicionalmente, estas ramas de olivo se adornan gracias a la adición de pequeños caciocavalli, o quesos producidos localmente, salami pequeños y confeti colorados.

También se utilizan ramas de palma con hojas entrelazadas. El trabajo de tejido debe llevarse a cabo en los días anteriores a la bendición, porque las hojas se secan rápidamente, se adelgazan y se perforan fácilmente. Antes de proceder con el tejido, cada hoja debe limpiarse o liberarse de la parte leñosa que la cubre, y las hojas que son demasiado picantes deben eliminarse.

pascua en massa lubrense
Palmera adornada con caciocavalli y coloridas flores hechas de papel de seda.

El lavatorio de los pies

Pero los ritos religiosos que más distinguen a este territorio son, sin duda alguna, los del Jueves Santo y el Viernes Santo. La primera recuerda la institución de la Eucaristía en la Última Cena, donde Jesús lavó los pies de los Doce Apóstoles. Para conmemorar este evento, se celebra la ceremonia del “Lavatorio de los pies”, que tiene lugar durante la celebración de la Misa en Coena Domini, donde el sacerdote lava los pies de doce personas que representan a los doce apóstoles. A partir del jueves por la noche, además, las campanas de la iglesia permanecerán “atadas” es decir mudas.

Las procesiones

Durante la Semana Santa, desfiles de encapuchados recorren en procesión por las calles del pueblo representando simbólicamente la pasión y muerte de Jesús. Se distinguen entre sí por el color de la ropa, los horarios de salida y los coros que los acompañan. Hay dos procesiones que tienen lugar en Massa Lubrense: una parte de Torca, la otra del centro de Massa.

Todos los recorridos de las procesiones se pueden encontrar en la página web processioni.com. Además que en Massa Lubrense, también tienen lugar procesiones en los municipios de Sorrento, Sant’Agnello, Piano y Meta. 

pascua en massa lubrense
Procesión negra del Viernes Santo

Pascua e Pasquetta

El Domingo de Pascua en Massa Lubrense es anunciado por el sonido sagrado y solemne de las campanas que, finalmente, pueden desatarse para sonar en “gloria”.

El lunes siguiente se llama Lunes del Ángel o Lunes de Pasquetta que, aunque a menudo se caracteriza por el mal tiempo, es el día en que las familias y grupos de amigos organizan un bonito picnic con picnics en la naturaleza.


  • -

Ecoturismo en Massa Lubrense

Category:Al aire libre,Eventos,Evidencia,Festivales,Gastronomía,Lugares,Sin categorizar,Viaje Tags : 

por Eleonora Cannone

traducción Siria Cardacino

Los temas de “ecología” y “protección del territorio” están ahora en la agenda. Desde hace algunos años, también gracias a las movilizaciones juveniles en defensa del medio ambiente, cada uno de nosotros está cada vez más impulsado a preguntarse qué se puede hacer en la vida cotidiana para contribuir al éxito de esta buena causa.

¿Y si te dijera que es posible salvaguardar el territorio incluso cuando te vas de vacaciones? Sí, estoy hablando del ecoturismo, la nueva frontera de la ecología. Es una forma de viajar respetando el entorno natural, las tradiciones y la cultura de un lugar determinado, y apoyando su crecimiento económico. El objetivo es hacer de las vacaciones un placer no solo para aquellos que viajan, sino también para el territorio que visita.

Hablando de esto, hoy quiero hablar del ecoturismo en Massa Lubrense: un lugar sugestivo, rico en recursos, para descubrir en absoluta relajación y respeto por el medio ambiente!

ecoturismo en Massa Lubrense

Apoyar la economía y el territorio de Massa Lubrense: qué se puede hacer

  • SABOREAR LA COCINA LOCAL. Se sabe que la mejor manera de conocer un territorio es a través de su gastronomía. Aquí puede dejarse llevar por sabores antiguos y tradiciones culinarias: desde el aceite de oliva hasta el Provolone del Monaco (y no solo), ¡prepárese para vivir una experiencia gastronómica única gracias a nuestros productos!
  • SUMERGIRSE EN LA NATURALEZA INCONTAMINADA. Uno de los buques insignia de nuestro territorio es sin duda el paisaje natural. Gracias a la identificación de senderos fácilmente transitables a pie , durante su estancia será posible redescubrir la belleza de la naturaleza, con paseos regeneradores, entre verde y azul.
ecoturismo en massa lubrense
  • PARTICIPAR EN EVENTOS Y FESTIVALES. ¡Entra en estrecho contacto con los lugareños y sus tradiciones! También será una oportunidad para crear nuevos lazos y crear nuevas amistades. Vacaciones también significa esto, ¿no? Echa un vistazo al calendario de próximos eventos y festivales del país!
  • MANTENTE EN FORMA MIENTRAS TE DIVIERTES. Además del trekking, en nuestro territorio también hay un servicio de tours guiados en canoa, puede realizar maravillosas inmersiones o un viaje de snorkel a la Bahía de Ieranto y Marina del Cantone. Todas son formas divertidas y saludables de descubrir y experimentar uno de los lugares más bellos del mundo.

¡Tantas opciones para vivir unas vacaciones inolvidables, respetando el ecosistema y las tradiciones de un entorno determinado!

En cualquier caso, la mejor sugerencia que puedo darte es que siempre recurras a las realidades locales para los servicios de la zona: desde guías, hasta traslados, excursiones en barco, etc. Esta es sin duda la forma más directa de apoyar la economía local de un territorio.

Con los consejos de este artículo espero haber sido útil: ¡todos podemos apoyar la economía local de un territorio incluso cuando viajamos, contribuyendo así al desarrollo de un mundo mejor para nosotros y para las generaciones futuras!


  • -

Invasión turca en Massa Lubrense

Category:Cultura,Cultura,Sin categorizar Tags : 
por Miriam Russo

Estamos en 1558 cuando los turcos se mueven por las aguas del mar Mediterráneo en busca de conquistas territoriales y bienes para saquear. Uno de estos asedios es la invasión turca a Massa Lubrense y Sorrento.

La invasión

El 13 de junio de 1558, el almirante otomano Pialì Pasha y su flota atacaron e invadieron la Península Sorrentina. Esta invasión provocó un millar de muertos y al menos 4.000 prisioneros. Desembarcando durante la noche en la playa de Marina del Cantone, de hecho, alrededor de 2.000 corsarios escalaron rápidamente las laderas del promontorio en busca de granjas y otros lugares para saquear. La flota se dividió en tres grupos, cuarenta barcos llegaron al amanecer a los pies de Massa Lubrense y otros cuarenta a la playa de Sorrento. Así, los sarracenos sorprendieron a los habitantes de Massa mientras dormían, tomando prisioneros a los pocos que lograron salvarse.
A pesar de la violenta llegada y los primeros ataques, las personas de Massa y de Sorrento lucharon por defender su patria, pero después de 10 días de enfrentamientos se rindieron ante el poder del ejército turco.
Sigue siendo “sorprendente” el hecho de que ninguno de los habitantes de la Península, entre centinelas y soldados, se diera cuenta de la invasión. Recordemos, de hecho, que en ese momento era bien sabido que los turcos estaban navegando en las aguas del Mediterráneo desde hace varios días. Por esta razón, se dice que fue un traidor turco, esclavo de una familia noble de Sorrento, quien abrió las puertas de la ciudad a los invasores. El resultado fue la destrucción y el saqueo de la ciudad y la captura de unos 4.000 habitantes que, encerrados y colocados en las bodegas de las galeras, fueron conducidos a Constantinopla para ser vendidos al mercado.

Las torres costeras

Después de este terrible acontecimiento, el virrey del Reino de Nápoles Don Parafan de Ribera hizo construir nuevas y fortificadas torres de vigilancia. En ese momento también se reconstruyeron y mejoraron la Torre dei Galli del siglo XIV y la de Punta Campanella. Fueron dispuestas de tal manera que cada una fuera bien visible por las dos vecinas. De esta manera, se podían hacer señales con el fuego y con el humo repetido de cadena de torre en torre en caso de peligro. Al mismo tiempo, desde otras torres llamadas “cavallare” partía un guardián a caballo para alertar a los habitantes de Casali.

Una delle torri costruite dopo l'invasione turca a Massa Lubrense del 1558

La leyenda

También hay una leyenda relacionada con la invasión turca de 1558 sobre la campana de Punta Campanella. Vistos y vividos los acontecimientos del terrible ataque, el 14 de febrero, día de Sant’Antonino patrono de Sorrento, los devotos de Massa Lubrense iban en procesión. Desde allí se oían las campanadas de una campana procedente de las profundidades del mar. Cuanto más fuertes eran, más agitado estaba el mar: señalaban, pues, un peligro inminente.

Invasione turca a Massa Lubrense: Torre saracena di Punta Campanella


  • -

Atenea, la diosa de Punta Campanella: entre el mito y la leyenda

Category:Cultura,Sin categorizar Tags : 

Atenea, también conocida como Athena en la mitología griega, era una de las principales deidades del Olimpo. El Santuario situado en lo alto del promontorio de Punta Campanella, divisoria de aguas entre el golfo de Nápoles y el de Salerno, estaba dedicado a la diosa Atenea.

Quien era la diosa Atenea

Atenea era considerada la diosa de la sabiduría, las artes, las ciencias, la justicia, la estrategia militar y la civilización. A menudo se la representa con un casco, un escudo y una lanza, símbolos de su papel protector hacia los héroes y las ciudades griegas.

La diosa Atenea estaba asociada tanto con la guerra como con la paz. Aunque tenía un lado guerrero y era considerada protectora de los combatientes, también tenía un enfoque estratégico y táctico de la guerra, en contraste con Ares, el brutal dios de la guerra. Era conocida por su racionalidad, su amor por el conocimiento y su capacidad para resolver conflictos de forma pacífica.

Atenea era la diosa patrona de muchas ciudades griegas, incluida Atenas, que lleva su nombre. Fue una figura icónica de la mitología griega y un personaje recurrente en las obras literarias y artísticas de la antigua Grecia. Su influencia se extendió también a la cultura y la filosofía, contribuyendo a la formación de las ideas y valores de la antigua civilización griega.

En el culto romano, Minerva era la divinidad correspondiente a Atenea. Su culto jugó un papel importante en la vida religiosa y cultural de la antigua Roma. De hecho, su figura representaba importantes virtudes e ideales romanos como la sabiduría, la estrategia y la justicia.

Historia del Santuario de Atenea

En lo alto del promontorio del Ateneo, actual promontorio de Punta Campanella, se encontraba el santuario de Atenea. Construido por los griegos, fue primero un templo griego y luego romano después, dedicado a la deidad protectora de marineros y comerciantes. La presencia del Santuario de Atenea está atestiguada por fuentes literarias históricas, desde Estrabón hasta Tito Livio. También aparece una referencia en el antiguo mapa romano “Tavola Peutingeriana”.

La confirmación definitiva de la posición del Santuario de Atenea en el extremo del promontorio de Punta Campanella llegó desde un descubrimiento excepcional ocurrido en 1985. Se trataba de un antiguo epígrafe grabado en la roca y escrito en lengua osca, datable en la primera mitad del siglo II a.C. Este epígrafe era de carácter público y mencionaba a tres magistrados de Minerva, conocidos como Meddices Minervii, que supervisaron y verificaron la construcción de las obras relativas al rellano y a la escalera oriental que conducía al Santuario.

Algunos restos del santuario dedicado a Atenea todavía se pueden ver al final de una emocionante ruta de senderismo. De hecho, es muy probable que las ruinas aún visibles cerca de la torre sarracena de Punta Campanella sean los restos de los cimientos del templo, situado al sur de la torre.

Mito del templo de Atenea

La legendaria fundación del templo de Atenea en Punta Campanella se atribuye a Ulises. El promontorio era la morada de las sirenas Leucosia, Partenope y Ligeia, conocidas por su canto hechizante que engañaba a todos los marineros, haciéndoles perder el control de sus barcos. El sagaz Ulises, para proteger a sus compañeros, les hizo llevar tapones en los oídos, lo que permitió que el barco y sus amigos llegaran ilesos al muelle del promontorio de Punta Campanella. Agradecido por la guía y protección de Atenea, como señal de devoción, Odiseo construyó el templo en honor a la diosa.

Por tanto, el santuario de Atenea representa el punto de encuentro entre la historia, el mito y la leyenda de este territorio. Un patrimonio que enriquecería no sólo la belleza natural, sino también la belleza histórica y arqueológica de Massa Lubrense.


  • -

La serie “One Piece” llega a Massa Lubrense

Category:Blog,Lugares Tags : 

La nueva serie de Netflix “One Piece” llega entre los sugestivos escenarios de Massa Lubrense y Sorrento.

La serie en Netflix

“One Piece”, presente en el Top 10 de Netflix, sale al aire a partir del 31 de agosto. Desde su debut, la serie ha sido un verdadero éxito, recibido con críticas positivas tanto de espectadores como de críticos. Es una adaptación de acción real de un popular manga y anime escrito e ilustrado por Eiichiro Oda, ambientado en un mundo de piratas y aventuras.

“One Piece” cuenta la legendaria aventura del pirata Monkey D. Luffy y su extraña tripulación, en busca del tesoro perdido. En el contexto de las vicisitudes que enfrentan los piratas, no falta la búsqueda de un valor inestimable y absoluto: la libertad. Sólo viviendo en barcos, entre islas imaginarias y pueblos multiétnicos, que los piratas podrán realizar sus sueños y encontrar su libertad.

Dado el gran éxito de la serie, el productor Marty Adelstein ha confirmado la segunda temporada de “One Piece”. La serie, en efecto, ya debería estar en las pantallas de Netflix en 2024.

Los sitios de One Piece

La península de Sorrento aparece como telón de fondo de las hazañas de la tripulación liderada por el aventurero pirata Luffy Sombero de Paja, con otras maravillosas vistas de Massa Lubrense.

Las primeras imágenes de la serie enmarcan el mar de Rogue Town, una ciudad fantástica reconstruida por ordenador: la costa tobácea de Sorrento es inmediatamente reconocible. En episodios posteriores, también es posible ver la Bahía de Ieranto y Punta Campanella, tesoros del área marina protegida de Massa Lubrense.

Sorrento nella serie One Piece di Netflix

Para todos aquellos apasionados por las aventuras de la tripulación pirata, sólo queda venir a visitar el esplendor del territorio y los paisajes que Massa Lubrense tiene para ofrecer.


  • -

Los dulces típicos de Capri

Category:Gastronomía,Sin categorizar Tags : 

La isla de Capri, conocida por la maravillosa costa, los faraglioni y múltiples atracciones como la Grotta Azzurra, se caracteriza como tierra de la torta caprese. Hay una historia que cuenta que este dulce nació del error de un pastelero que olvidó poner la harina en la masa: el resultado fue tan sorprendente que se continuó preparándola solo con almendras, azúcar, mantequilla y huevos, sin harina y sin levadura. Por lo tanto, es un dulce suave y fragante perfecto para celíacos e intolerantes a la lactosa.

Hay varias versiones: clásico de chocolate amargo, limón, almendras y limoncello o pistacho y chocolate blanco, además de muchas otras. Se puede disfrutar a temperatura ambiente o tibia y se puede acompañar con crema batida, helado o fruta de temporada.

Además de la caprese, el helado es otro símbolo de la isla.

El helado, uno de los dulces típicos de la pastelería de Capri

Los helados

En varios bares o pastelerías se pueden encontrar excelentes, elaborados con ingredientes frescos y de primera calidad, de los cuales también la oblea crujiente es artesanal y a menudo se sirve caliente en forma de cono o de copa.

También se puede disfrutar en la versión “tulipán”, es decir, enriquecido con crema batida y una ganache de chocolate derretido. Además, también se pueden encontrar copas o ahogados para personalizar con avellanas, confeti de colores o cremas, saboreando justo en las mesas de los lugares que han hecho la historia del lugar.

Las galletas y la pastelería seca

Otros dulces nacidos a la sombra de los faraglioni son los caprilù. Se trata de perfumadas y suaves galletas de pasta de almendras y limón que se preparan con solo claras de huevo y son sin gluten. La receta original es secreta, pero todos saben que estas galletas se hacen combinando las almendras con dos maravillosos productos típicos, los limones locales y el licor de limón, que caracterizan a este icono de la bondad.

No hay que olvidar, además, los ricci capresi, a base de piñones y chocolate en la doble versión “negra” y “blanca”, el cannolo al pistacho, la pastelería seca y la galletería de té, el brioche “con el tuppo” con la nata, las grapas y los kranz, con sultanina y chocolate.

Las graffas, una deliciosa masa fermentada típica de la cocina napolitana

Es evidente la enorme riqueza de sabores y aromas que ofrece la pastelería partenopea en su versión isleña, que le invitamos a degustar eligiendo lo que más le atraiga en los lugares que han contribuido a escribir la historia gastronómica caprese.


  • -

Como visitar Pompei desde Massa Lubrense

Category:Cultura,Lugares,Sin categorizar,Viaje Tags : 

Pompei è un interessante sito archeologico che riesce ad attrarre turisti provenienti da ogni parte del mondo. La sua storia è legata alla tragica eruzione del Vesuvio, avvenuta nel 79 d.C., che seppellì questa ricca città romana insieme ad altre come Ercolano, Oplontis e Stabiae. Gli scavi permettono di visitare alcuni edifici pubblici, le antiche ville patrizie così come le botteghe, le osterie, le case popolari, i lupanari e tanto altro. La città, inoltre, fonde tutto ciò che resta dell’antico mondo romano-pagano con la spiritualità cristiana, testimoniata dal Santuario dedicato alla Beata Vergine del Rosario di Pompei.

Pompei

Esistono diverse soluzioni per visitare il sito di Pompei da Massa Lubrense:

In treno

La linea ferroviaria inizia a Sorrento. Tutti gli autobus che da Massa Lubrense vanno a Sorrento raggiungono la fermata Stazione Circumvesuviana.

Da qui, basta prendere il treno della Circumvesuviana Sorrento-Napoli e in circa venti minuti si arriva alla fermata Pompei – Villa dei Misteri. L’ingresso “Porta Marina Superiore” si trova di fronte all’ingresso della Circumvesuviana ma se si prosegue ancora per qualche metro è possibile entrare anche dall’ingresso di “Porta Marina Inferiore” a Piazza Esedra.

In auto

Un altro modo per poter raggiungere facilmente gli scavi di Pompei da Massa Lubrense è in auto, prendendo l’autostrada A3 Napoli-Salerno (uscita Pompei Ovest). Nei pressi delle entrate al sito archeologico ci sono molte possibilità di parcheggio in grandi aree appositamente attrezzate.

Con la comodità di un’auto a propria disposizione, si può godere di piena autonomia e scegliere come proseguire la giornata alla scoperta di nuove meraviglie. Dopo aver visitato gli scavi di Pompei, si ha l’opportunità di ampliare il viaggio con una visita all’imponente Vesuvio, il celebre vulcano che custodisce una storia millenaria, oppure a una delle tante cantine vinicole nelle vicinanze.

Con autisti privati

Il servizio di noleggio con conducente (NCC) offerto da diverse compagnie può rivelarsi un’altra soluzione valida per visitare Pompei da Massa Lubrense. Questa opzione è adatta soprattutto a coloro che scelgono di viaggiare con la propria famiglia o con un gruppo ristretto di amici. Basterà semplicemente contattare una delle compagnie locali e indicare il numero di passeggeri, la data e l’orario di partenza.

Solitamente, le compagnie propongono escursioni giornaliere di 7 o 8 ore, in cui è possibile visitare sia Pompei che il Monte Vesuvio, oppure Pompei e Ercolano.


  • -

Un día en Crapolla

Category:Al aire libre,Lugares,Sin categorizar,Viaje Tags : 

Crapolla è una località marina del paese di Torca, frazione di Massa Lubrense. Affaccia sul golfo di Salerno a poca distanza dalla rinomata Positano. Il fiordo si insinua nel Monte di Torca, dove sorgono una torre antisaracena e i resti dell’abbazia di San Pietro.

Il Fiordo di Crapolla a Massa Lubrense è certamente tra le più suggestive insenature della Penisola Sorrentina, un luogo che custodisce un ricco patrimonio storico e naturalistico.

Cosa fare in un giorno a Crapolla

Il fiordo di Crapolla è raggiungibile esclusivamente a piedi partendo dalla piazzetta di Torca. Gli autobus SITA che raggiungono questa frazione partono da Sorrento, alcuni passano da Massa Centro prima di raggiungere Sant’Agata sui due golfi, quindi Torca. Per chi arriva in auto, c’è possibilità di parcheggio nelle strisce blu, nella piazzetta accanto alla Chiesa di San Tommaso Apostolo.

Il sentiero può essere intrapreso anche da Sant’Agata sui due Golfi, che dista solo un chilometro da Torca. Il percorso è di difficoltà elevata, ma ben tracciato. Prima di intraprenderlo, assicuriamoci di avere con noi abbondante acqua, cibo, un cappellino e scarpe da trekking.

Dopo un primo tratto tra i vicoletti del centro abitato, il sentiero si innesta su una vecchia mulattiera circondata dalla flora mediterranea.

Sentiero di Crapolla

Arrivati sul belvedere noto come “La guardia”, vi è una diramazione (tracciata con la fascia bianco-rossa) che prevede un percorso di ben 700 gradini che conducono al fiordo.

Il panorama

Sul versante di Positano si avvista l’arcipelago de Li Galli, che si lega al mito di Ulisse e delle sirene.

C’è poi Vetara, isolotto disabitato. Dista poche centinaia di metri lo Scoglio Isca, in passato abitato da Eduardo de Filippo, scelto come location del film È stata la mano di Dio di Paolo Sorrentino, il quale mostra le meraviglie della Penisola Sorrentina e della Costiera Amalfitana in scene solari, luminose e a tratti comiche.

Sul versante opposto si ammira il profilo di Punta Penna che delimita l’incantevole baia di Marina del Cantone.

La cappella e la spiaggia

Per fare una pausa dall’impegnativa passeggiata, lungo il sentiero che porta al fiordo si può visitare la Cappella di San Pietro, che si racconta sia stata edificata con le stesse pietre con cui era stata costruita la precedente Abbazia di San Pietro. Secondo la leggenda, quest’ultima sorgeva a sua volta sulle rovine di un antico tempio dedicato al dio Apollo e questo spiegherebbe il toponimo Crapolla.

Oltrepassata la cappella di San Pietro si giunge, finalmente, alla spiaggia. La spiaggia di Crapolla, in ciottoli, è anch’essa parte della Riserva Marina Protetta di Punta Campanella e solo in alcune ore del giorno è esposta al sole, mentre per gran parte della giornata resta in ombra.  

La spiaggia di Crapolla

La strata di ritorno è la stessa dell’andata, per cui consigliamo di evitare di percorrerla nelle ora più calde, soprattutto nei mesi estivi.


  • -
Cos

Como visitar la Costa de Amalfi desde Massa Lubrense

Category:Lugares,Sin categorizar Tags : 

Visitar la Costa de Amalfi desde Massa Lubrense es simple. De hecho, el territorio ofrece la posibilidad de reservar balsas y barcos o de participar a las excursiones organizadas por algunas compañías y cooperativas.

La Costa de Amalfi, patrimonio de la UNESCO, es una verdadera terraza suspendida entre el mar Tirreno y los montes con vistas al golfo de Salerno. Las aguas cristalinas, las playas, las terrazas de cítricos, de tornillos y de olivos, así como las tiendas de los artesanos y las tiendas de lujo la convierten en una de los destinos más apreciados por los turistas de todo el mundo. Este tramo de costa incluye 16 municipios: Positano, Ravello, Maiori, Minori, Amalfi, Atrani, Cava de’ Tirreni, Cetara, Conca dei Marini, Furore, Praiano, Raito, Sant’Egidio del Monte Albino, Scala, Tramonti e Vietri sul Mare.

Las compañías de chárter

En el territorio están presentes varias compañías de chárter para participar en excursiones compartidas o privadas.

Generalmente, el tour en barco dura unas 8 horas y permite de disfrutar del mar de la costa divina. Durante la excursión, hay varias paradas que permiten de tomar descansos para nadar en sus aguas cristalinas o para tomar unas fotos.

El itinerario puede variar en fonction del tour y del operator turístico elegido. Generalmente incluye las ciudades de Positano y Amalfi, el Fiordo di Furore, la Baia di Nerano, el Fiordo di Crapolla y los islotes de li Galli (muy conocidos por el mito de Ulises y de las sirenas) y la Grotta dello Smeraldo. Generalmente están previstas dos paradas con desembarque, una en Positano y otra en Amalfi.

Las compañías ofrecen diferentes servicios incluidos como por ejemplo un equipamiento snorkeling, agua y bebidas y toallas de playa para disfrutar de una gran aventura!

visitar la Costiera Amalfitana desde Massa Lubrense

Las excursiones en ferry

Desde el pequeño puerto de Marina Lobra, la Coop. Marina della Lobra organiza tours compartidos, con la posibilidad de permanecer en Amalfi y Positano por unas horas para admirar las ciudades de la Costa de Amalfi.

Desde Marina del Cantone, en cambio, la coop. Sant’Antonio ofrece casi la misma oportunidad. Aquí también, las excursiones compartidas incluyen una parada en Positano y otra en Amalfi y permiten de descubrir las bellezas de la costa.

Las dichas cooperativas, además, ofrecen también un servicio de traslado (baso petición en el momento de la reservación del tour) para alcanzar el punto de embarque del hotel o de todas las fracciones den Massa Lubrense.

Alquiler de un barco o de un bote

Tanto en Marina Lobra como en Marina del Cantone es possibile, además, alquilar barcos y botes con los que visitar por su cuenta la costa.

Las modalidades de alquiler varían según la compañía. Por lo que se recomienda contactarlas para obtener información detallada en los costes, el carnet de conducir y las modalidades de reserva.

Es importante informarse en la autoridad local o las compañías de alquiler sobre las reglas específicas de la Area Marina Protetta di Punta Campanella. Así, usted está seguro de respectar las leyes de navegación contribuyendo a la conservación de esta zona marina preciosa.

Transbordadores y ferries de Sorrento

Otra manera de visitar la Costa de Amalfi consiste en domar un transbordador o un ferry desde el puerto de Sorrento, Marina Piccola. Los autobuses que desde Massa Lubrense van a Sorrento alcanzan las paradas Piazza Tasso y Stazione Circumvesuviana. De aquí tardaréis pocos minutos a pie para alcazar el puerto del que parten diferentes transbordadores y ferries que os llevarán al descubrimiento de la costa.


  • -

Quiénes eran los sarracenos

Category:Sin categorizar,Cultura Tags : 

di Silvia Cossu

Il termine Saraceni” nacque nell’Antichità per indicare gli Arabi del deserto. Più precisamente tra il IX e il X secolo, periodo in cui l’Europa subì incursioni da parte di vari popoli provenienti dalle coste del Mediterraneo. Chi erano i Saraceni dunque?

Storia

I Saraceni erano un popolo di religione musulmana proveniente dalla penisola Arabica, vivevano sulle coste meridionali e lungo le isole del Mediterraneo. A differenza di altri popoli, le loro incursioni avvenivano soprattutto via mare e proprio per questo motivo venivano definiti “pirati barbareschi”. Il loro obiettivo principale erano le navi, militari o civili, che solcavano il Mediterraneo provenienti da paesi europei, che attaccavano e derubavano a proprio esclusivo beneficio.

In particolare, gli abitanti di questo popolo erano stanziati nell’Africa del Nord e nella Spagna meridionale e fu proprio partendo da queste sedi che, tra il X e l’XI secolo, iniziarono a compiere varie incursioni verso le coste italiane e francesi.

Solitamente arrivavano sulle coste con le loro navi e devastavano interamente i villaggi e le campagne che incontravano, con il solo scopo di fare bottino. Una volta messo insieme ciò di cui erano alla ricerca tornavano indietro verso l’Africa e la Spagna. Proprio in questo periodo, per far fronte alle incursioni saracene, le coste italiane e francesi si dotarono di punti di vedetta da cui gli uomini osservavano il mare, per cercare di individuare possibili attacchi da parte dei saraceni e prendere le adeguate misure di difesa.

Le torri anticorsare

Chi erano i Saraceni

Quando gli attacchi sulle coste cominciarono a farsi sempre più intensi, nacquero le cosiddette torri di guardia, edificate per metter in guardia le popolazioni. Da ogni torre era possibile scrutare il mare e inviare segnali luminosi e di fumo per trasmettere un messaggio o richiedere soccorso. 

Nella costiera amalfitana e nella penisola sorrentina le torri sono innumerevoli, in particolare nel tratto di costa di circa 27 miglia compreso tra Vietri sul Mare e il Capo di Massa Lubrense.

I pirati saraceni infatti cominciarono ad attaccare le coste di quest’area durante il IX secolo e ancora con più ferocia nel 1500. L’invasione turca a Massa Lubrense e Sorrento del 1558 rimane tra le più cruente in tutta la storia di questa violenta popolazione.

Le sorti dei prigionieri

I corsari sbarcavano sulle spiagge e si spingevano verso l’interno per cercare villaggi da razziare e cristiani da catturare. La sorte dei cristiani caduti nelle mani dei saraceni era spaventosa. I prigionieri vivevano situazioni di completo avvilimento e frustrazione che spesso li conducevano a uno stato di follia. La cattura degli schiavi in Europa era molto selettiva: gli uomini catturati dovevano essere robusti e venivano utilizzati come rematori sulle navi, le donne e i bambini erano venduti come schiavi, mentre le ragazze più belle andavano ad aumentare gli harem dei principi arabi. Spesso la liberazione degli schiavi cristiani avveniva dietro il pagamento di un riscatto.